....................................................................................................................................................................





PEDAGOGIA FAMILIAR
21 mayo 2018 (31 meses)



En nuestra casa nos educamos unos a otros porque educar es ayudar a crecer y todos estamos creciendo y madurando mientras estamos vivos. Hay muchas materias o planos de la vida para crecer pero, en la escuela de nuestra familia, todos somos alumnos, alumnas, maestras y maestros. Me gusta pensar que cada lección parte de un pilar básico: el amor. El llanto de Lina es un canto al amor así como un grito es una potente manifestación de necesidad de amor. 

Considero que la tarea más difícil y más bella es el respeto a las diferencias: ese delicado cultivo de la tolerancia y la comprensión. La práctica de un descentramiento cognitivo y emocional poniendonos en el lugar del otro es una asignatura vital para la convivencia familiar. Reconciliar, acoger, confiar, tolerar, perdonar... He observado a mis hijos y me he dado cuenta de que practican todo esto. Por mucho daño que puedan hacerse en un momento determinado son capaces de perdonar y olvidar de verdad. Son mis mejores maestros.

La familia está presente durante toda la vida y la unión familiar es mi reto personal diario.