....................................................................................................................................................................



BARRO
18 mayo 2017 (19 meses)


El contacto físico es el primer modo de comunicación que un bebé aprende. Tocar, ante todo, es el principal medio no verbal de la relación de un niño con su madre. Desde el momento del nacimiento, el tacto es la forma en que se comunican sentimientos. El sentido del tacto está estrechamente relacionado con el apego temprano. El apego, es el vínculo que se establece entre un bebé y su cuidador principal y se caracteriza por los patrones de interacción que se desarrollan con el fin de satisfacer las principales necesidades del bebé. 


La interacción de un niño con la arcilla puede leerse como una metáfora de la relación de apego con la persona de referencia en su vida.


El barro, la arcilla, es un material estupendo para trabajar porque su textura y su versatilidad permiten el trabajo a muchos niveles. Tiene infinitas posibilidades: puede trabajarse líquido, blando o con diferentes grados de dureza.  Despierta muchas sensaciones, se puede escurrir por las manos o sentir su plasticidad. La arcilla va cambiando sus propiedades mientras la manipulamos y esos grados de dureza, humedad y  temperatura son sensaciones vivas a las que respondemos.